lunes, 5 de marzo de 2012

Me pasa

Cada vez que entro a una casa sin biblioteca se me estruja un poco el corazón.