viernes, 8 de octubre de 2010

cosas

Entonces un día extrañas la libertad que te daba el que nadie supiera de tu blog.

6 comentarios:

Alelí dijo...

mirá vos...

Mathilda dijo...

es como que pierde el sentido no poder escribir ciertas cosas.

pasa.

y te haces otro blog para hacer catarsis en el anonimato!

:)

jimena rivas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jimena rivas dijo...

Es totalmente cierto, me quise morir hace ellunes cuando mis compañeros de la uni me cuentan que un profesor en el colectivo les dice "sí, yo estuve leyendo cosas de Jime".

Menos mal que no me lee nadie, pensé.

Andre dijo...

Si mis amigos encontraran mi blog, me quedo sola para siempre.

victoria dijo...

TAL CUAL