jueves, 21 de enero de 2010

disgustos

No me gusta la ciudad vacía.

1 comentario:

galo dijo...

A mi tampoco. Por eso no vuelvo hasta el lunes. Sin embargo, ciertos lares de la costa atlántica parecen las principales avenidas céntricas de buenos aires en hora pico. Nada que hacer, más que internarse y seguir con McEwan, la comida y los afectos lejos de las masas.
Ahora, no extraño ni en pedo los 37,5 de térmica de capital.