lunes, 13 de julio de 2009

paradojas

Si no fuera un ser naturalmente alegre y con ganas de vivir me tiraría debajo de un taxi.
Mi espíritu trágico sigue intacto.

2 comentarios:

Mik dijo...

No lo vale, te lo digo una y otra vez.

Descartes dijo...

Claramente que no lo vale. Pero es una hermosa paradoja la que escribiste.