lunes, 23 de febrero de 2009

Cita con el oculista. Perdí al receta de la última vez, hace un año. Nunca me hice los anteojos nuevos. Pensé que me iba a retar. Por otra parte soy grande, no me puede retar...
Gotitas que arden, dos lunas llenas negras, un globo aerostatico al final del camino.
"Yo sabía que no había que operar. Hay que tener fe y paciencia."
Y ahora, resulta, que tengo que usar anteojos para lo mínimo e indispensable. Ver tele, ir al cine, leer. Yo que uso anteojos desde los dos con una banda elastica, que no conseguia armazon porque mi nariz era chica, que me lastimaba el puente, que me banque el cuatrochi, ya no soy una cuatrojos.
Demás está decir que lloré todo el camino de vuelta a casa, y tres horas después. Porque no sabía lo mucho que habia sufrido.

2 comentarios:

Ri dijo...

ojala nunca me saquen mis anteojos.
sin mis ahora marco grueso estaria perdido.
ya no seria un intele'tual no me querria nadie.

luz dijo...

vos porque no andabas a los dos anos con un anteojo con elastico atras...en el jardin, anteojos, not cool